“Niña, adolescente, los libros me salvaron de la desesperación; eso me ha persuadido de que la cultura es el más alto de los valores, y no logro considerar esta convicción con mirada crítica.”

jueves, 24 de septiembre de 2009

Algo más raro que una naranja mecánica


Mezcla de resentimiento, odio y traición...

La naturaleza le dio resguardo
al oscurantismo de los Cielos
porque más que ángeles caídos
resultamos ángeles enfermos,

y en la propia existencia hundidos
y felices por los festivales celebrados
en nombre de algún Dios herido,
en nombre de algún mundo imposible...

Pero qué placer el de ver morir al propio placer

consumado en el Deseo
qué alegría la de saberse perdido
en las peripecias del sexo empedernido
y retumbando en los ecos de un destino

Se suscitan las emociones más turbulentas,
los desencuentros más perturbadores,
y en el medio de la nada la soledad
que anida los más grandes temores...

Es el circo de bestialidades
las deshonras, y las condecoraciones,
como risas y gritos ensordecedores,
y agita sus pestañas porque le agrada el festín...

En el medio de la gran ola,

en el surco del torbellino,

en la vorágine de pelos, cuerpos y saliva,

nace esa sensación,
esa emoción

hecha de retazos de alma,

las audacias del corazón
(que se creyó por siempre una farsa)

emoción casi humana,

casi ajena y extraña,

pero siempre propia

que de tan imposible se torna segura
que de tan violenta es apacible.

Y más raro aún que una naranja mecánica

el dolor de un sólo segundo

convertido en goce

el pinchazo de un instante

cuando el tiempo es sólo aparente...

Y el placer de sentir tal violencia que amarra

los brazos y las piernas

la boca

y los ojos

Y

la Libertad

de saber que pudiendo romperlos

permanecemos atados

2 comentarios:

Lolita y El Profesor dijo...

Si estos textos son de tu creación, sólo puedo decirte que admiro la profundidad de reflexión que tienes a tu edad.

El Profesor

La Maga dijo...

Así es, Profesor. Son de mi creación, agradezco sus comentarios (Realmente mis Letras no son envidiables, pero sí puedo decir eso de las suyas)

Archivo del blog

Buscar este blog