“Niña, adolescente, los libros me salvaron de la desesperación; eso me ha persuadido de que la cultura es el más alto de los valores, y no logro considerar esta convicción con mirada crítica.”

viernes, 30 de julio de 2010

Mi Tango Triste




¿Qué decís?

Dejame el vaso en la mano

Lleno de esa sangre amarga

Que me roba de la garganta

El calor del corazón…


No me toques hoy, niño.

Dejame que me duerma sola

y con este vaso llorón…


Que el vestido no me ajusta

Ni me duelen los pies,

¡Que me llueven las nostalgias!


¿Qué te pasa, no entendés?


Desterrando los recuerdos

Con penas de bandoneón

Una noche como esta,

Me dijo y me vuelve a decir Adiós…


¿Qué decís?

¿Que no importa?

Mañana sale el tren, y yo no...


¿Qué decís?

¿Qué mi boca?

Si mañana lo veo, le devuelvo el corazón...


Dejame el humo,

Y este vino!

Que horaden mi cuerpo hoy…

Dejame, sola, déjame niño!

quiero llorarme todas las penas de bandoneón…



N.









1 comentario:

Mimo dijo...

Llorando tu sermón de vino...

Archivo del blog

Buscar este blog