“Niña, adolescente, los libros me salvaron de la desesperación; eso me ha persuadido de que la cultura es el más alto de los valores, y no logro considerar esta convicción con mirada crítica.”

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Esto de escribirte se ha tornado vital, una bella necesidad de dibujarte con Letras de oírte entre cada aliteración. Será que te busco entre los renglones (Ahí estás ¿No es cierto?) cómo hacer que la respiración siga el ritmo del metabolismo adaptado, si mi alma está adonde vos vayas, se queda a dormir en tu cuarto, baila y canta (mal) las canciones de Sinatra recostada en cada hoja de Rayuela. Y la realidad me hace soñar pesadillas que no me gustan, los miedos hacen estragos, me despierto llorando y escucho de lejos tu respirar. Pero mi motivo para ser feliz sigue trascendienco a cualquier pseudo análisis propio: Estás aquí, inmerso en mí, aunque hoy no te vi parado delante mío y tomándome de la mano para viajar a Norru Tina en el tren que tomamos siempre.

No importa, estás aquí. En forma no, en esencia sí. Suena bellamente aristotélico, mañana justamente hablaré de eso en la clase.

Esto de respirarte se ha convertido en mi respirar, amarte se convirtió en mi manera de entender mi propia trascendencia en éste mundo. Todo lo que fui y lo que potencialmente sería se materializó con vos. Cómo agradecerte eso. Si fuiste y sos mucho más que mi mentor, mi mejor amigo, mi G, mi vocal y mi expresión. Mi vida, mi Vida sos, mon coeur, eso sos, moin aime. Cómo explicarte que siempre tuve ideales, que siempre tuve sueños, esperanzas y jamás me cubrí de resignaciones... Siempre fui luchadora, siempre Revolucionaria, lo sabés tanto como la medida en que te reconocés a vos mismo en mí. Lo increíble es que ahora el camino para mis logros no parece oscuro y horrendo. Ahora, si te tengo de mi lado, ya existe una victoria. Esa victoria, hoy y aquí, ayer y mañana, y sea cual sea el arbitrio de eso que llamamos tiempo, es nuestra. Es hermosa.

Somos nosotros. Habrá que gritar o reír. Somos nosotros.
Corriendo. Viviendo. Durmiendo. Juntos.

Día a día puedo verlos, ellos creen que son felices. Vestidos de automatismo, sin encresparse de los nervios o de la angustia que genera el ver a un compañero en la calle, con este frío, con esta vida... Y los ves festejar e hipnotizarse con mentiras, envasadas, disfrazados de comunicación imposible a través de artefactos y redes que no hacen lo que hace el diálogo con voz, que no hacen lo que logra el verdadero amor. Yo no quiero eso, le temo a eso, defenestro todo aquello que nos obliga a perder nuestra humanidad. Día a día los veo, les hablo, no siempre entienden. Al carajo con el sistema, no le voy a dar tregua y a suicidarme sólo para complacer a la Gran Costumbre.

Entre todo ese caos, apareciste y destilaste de todo eso la felicidad: hiciste más aún, me la diste, me hiciste feliz. Esa felicidad yo la quiero compartir con vos eternamente. Eternamente es trascender, trascender reside en el instante en que me decís Te Amo. Te Amo, coiuiuo, te amo, G.

"...Uno puede raptarse a sí mismo, escaparse, desaparecerse pero, si ha trascendido en alguien (salvando las formas mediante), no podrá jamás huir ad libitum porque, de una forma u otra, está atado a la Libertad Cadena..." Así es G ¿Ves cuán brilante sos? Por eso jamás te irás de mí, has trascendido hasta la porción más atómica de mi existencia.


Amore mío, cuándo volvés?




N.

1 comentario:

PSA Morón dijo...

No te preocupes mi amor, el 9 estoy de vuelta, y vamos a mc donalds y vamos a casa, y cenamos unas ricas pizzas, luego nos reímos un poco, te miro a los ojos y te digo te amo, te amo, te amo, ad infinitum. Y te miro una y otra vez, buscando esencia constantemente, encontrando Ser por doquier, siendo feliz a tu lado, alejand a cual demonio se intente depositar sobre mis sienes.
Y así te siento cerca mío, dentro mío y yo dentro tuyo, junto a ti, mi amor, amándote mucho, estando mucho tiempo juntos a vos, soñando y volando juntos. Juntos. Juntos pdoemos, y nunca habrá nada que pueda detenernos, aún así nos alejemos, aún así a rumbos diversos disparemos, yo siempre te seguiré queriendo y amando como nunca amé ni amaré a nadie. Porque personas únicas como la morocha preciosa e inteligente que tengo como novia solo se encuentran una vez en la vida (si tenemos la suerte de encontrarla).Yo tuve la suerte. Los griegos estarían felices conmigo: un nuevo adepto al Destina.Mas ¿qué destino? Causalidad, mi amor. Contingencias verias. Dialéctica pura. Existencial a rolete. Y te amo por siempre. Siempre te amo como si fuese la última vez que amara. Y al otro día renazco, cual ave fénix se posa triunfal sobre nuestras esbeltas almas, y te digo te amo, y junto a vos nazco y acabo una y otra vez. Porque es como volver a vivir. Amarte es renacer. Tenerte es Ser. Sentirte es existir. Ser-existencia conjunta es ser Feliz. Y yo lo soy. Gracias mi amor.
Disculpa la "escuetes" de mis palabras, pero soy un joven inútil y estúpido. Pero sí puedo arrogar de algo: mi novia es la más preciosa de todas. Ser perfecto, dotado de cualidades extraordinarias, únicas, esenciales...

Te amo.(TU)G.

Archivo del blog

Buscar este blog